El copywriting (o, en castellano, redacción publicitaria) es una técnica de escritura persuasiva en los textos con carácter publicitario, es decir, aquellos que figurarán en páginas web, redes sociales, anuncios online, e-mails… para conseguir vender un producto o servicio, aunque no es el único uso u objetivo que puede lograr. Esta técnica publicitaria sirve también para convertir al lector en suscriptor, realizar campañas de email marketing, conseguir más audiencia en las redes sociales y despertar la curiosidad de nuestra audiencia.

Aunque un@ no se convierte en copywriter (redactor publicitario) de la noche a la mañana, el profesional que desempeñe esta labor tiene que ser creativo y tener ‘gancho’, tener hábito de escritura, ser perfeccionista y tener conocimientos de SEO.

Aquí os dejamos unos cuantos consejos para crear un buen texto publicitario y conseguir que sea efectivo.

 

¿Para quién escribo?

En primer lugar, antes de ponerte a teclear el mensaje, párate a pensar a quién va dirigida la misiva, sea cual sea la plataforma en la que se va a reflejar (web, post en redes sociales o email, entre otros). Piensa en su perfil (sexo, edad, estado civil, profesión, inquietudes, aficiones…). Cuanto más conozcas acerca de la audiencia para la que vas a escribir, mejor.

¿Qué diferencia el producto del que vamos a hablar?

Será raro que no tengas competidores en el sector en el que te mueves. Por eso es muy importante buscar el valor añadido del producto y saber contarlo. Tienes que destacar, de forma elegante, tu oferta por encima del resto. Tienes que tener el objetivo claro antes de empezar a escribir.

 

Textos limpios y al grano

Seguramente, la inspiración no te llegará a la primera y tendrás que escribir varios borradores antes de dar con el apropiado. Una de las reglas de oro en la técnica de copywriting es que los textos sean concisos, que el mensaje se entienda con claridad. Elimina aquellas palabras que sean superfluas y céntrate únicamente en tu idea principal.

 

Las keywords, tus mejores amigas

Las keywords (o palabras claves) son fundamentales para mejorar el SEO. Sin embargo, no hay que abusar de ellas y hay que saber colocarlas en el lugar preciso, no al azar. Titulares y encabezamientos al margen (las frases con etiqueta de SEO h1 y h2), el primer y último párrafo son las que tienen más importancia para el SEO. Esto ocurre porque el indexador se fija especialmente en estas dos piezas siguiendo los patrones de lectura de la mayoría de las personas.

Prohibidos los fallos

De nada sirve haber invertido tiempo, esfuerzo y creatividad en nuestro mensaje, si luego falta una tilde o hay una coma mal puesta. Repasa bien el texto. Tu ‘copy’ no puede tener fallos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies