Este año, el Mobile World Congress ha sido especialmente esclarecedor acerca de las nuevas tecnologías que van a irrumpir este 2018. Podremos conocer el mundo de la Inteligencia Artificial, y el cómo puede llegar a introducirse todo esto en nuestro bolsillo, en nuestra casa, nuestro coche, o en cualquier elemento que utilicemos en nuestro día a día.

Si hay algo que el MWC ha dejado claro es que la nueva revolución tecnológica está en marcha y que podemos empezar a disfrutar de ella desde ya.

Estos cambios podremos verlos, por ejemplo, en el caso de la red 5G, red de comunicaciones que deberá soportar el inmenso tráfico de un mundo en el que todo habla con todo. Indudablemente, podremos vislumbrar con claridad cómo el usuario, convertido en el centro del universo digital, será siempre el que elija cuándo, cómo y por qué comunicar. Esto implica, por supuesto, el poder elegir a través de qué dispositivos queremos comunicarnos con nuestro hogar o nuestros contactos, y desde dónde.

Por otro lado, además de mejorar el ámbito de las comunicaciones, las redes y la inteligencia artificial, los dispositivos que usamos actualmente pasarán a considerarse casi como un ente propio. Un móvil dejará de ser un móvil tal y como lo conocíamos hasta ahora, y pasará a convertirse en una especie de ‘mando universal’ que controlará todos los dispositivos del hogar, así como nos informará acerca de todo lo que sucede a nuestro alrededor en tiempo real.

Por ejemplo, si enfocamos la cámara de nuestro terminal al cielo, aparecerá la información del tiempo; si captamos con ella un alimento, nos dirá cuántas calorías estamos a punto de ingerir; si miramos a través de ella a un cartel escrito en lengua extraña, el texto aparecerá en nuestro idioma.Y lo más impresionante de todo esto, es que estará al alcance de nuestra mano.

En cuanto al campo de la conectividad se refiere, los coches van ganando terreno. Compañías automovilísticas como Seat, por ejemplo, están integrando a sus vehículos sistemas de Inteligencia Artificial que permitirá al usuario comunicarse con su coche exactamente igual a como lo hacemos con otros dispositivos. Simultáneamente, el desarrollo de sistemas como el autoconducido o autónomo se va acelerando con firmas como Tesla o Google.

Una de las cosas que, sin duda, aprendemos a través de encuentros como el de MWC, es la increíble capacidad de integración de la tecnología en el día a día, ya no solo en fines ajenos al usuario de a pie, sino en su vida diaria, desde el teléfono móvil, hasta el coche, y esto supone algo que a priori puede asustar, pero no cabe duda de que es impresionante comprobar los avances en este ámbito, ideados para facilitar funciones cotidianas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies